Cuentos Infantiles

Cuentos infantiles Cuentos clásicos Descargar cuentos infantilesCuentos infantiles ilustradosCuentos virtualesAudiocuentos infantilesVideocuentos infantilesFábulas


Encuentra el cuento que buscas


Los desiguales hijos de Eva

Autor: Hermanos Grimm

Descargar en PDF

Cuando Adn y Eva fueron expulsados del Paraso, hubieron de construirse una casa en una tierra estril y ganarse el pan con el sudor de su frente. Adn cultivaba el campo, y Eva hilaba la lana. Cada ao daba a luz un hijo; pero eran unas criaturas muy desiguales: hermosas unas; las otras, feas.

Transcurrido algn tiempo, Dios envi un ngel a la pareja para anunciarles que ira a visitarlos, pues deseaba ver cmo gobernaban su casa.

Eva, contenta de que el Seor les hiciese tanta merced, limpi bien la vivienda, la adorn con flores y la alfombr de juncos.

Luego reuni a sus hijos, pero slo a los hermosos; los lav y ba, los pein y puso camisas limpias, y luego les advirti cmo deban portarse en presencia de Nuestro Seor. Se inclinaran modestamente a su llegada, le daran la mano y contestaran a sus preguntas con todo respeto y sensatez.

En cuanto a los hijos feos, no quera que los viese; y, as, al primero lo escondi bajo el heno; al segundo, bajo el tejado; al tercero, en la paja; al cuarto, en el horno; al quinto, en la bodega; al sexto, debajo de una tina; al sptimo, bajo el barril de vino; al octavo, bajo una vieja piel; al noveno y dcimo, bajo la tela con que les confeccionaba los vestidos, y a los dos ltimos, bajo el cuero del que les cortaba los zapatos.

Apenas haba terminado los preparativos cuando llamaron a la puerta, y Adn, mirando por una rendija, vio que era el Seor. Abri respetuosamente, y entr el Padre Celestial. All estaban en fila los hijos hermosos, los cuales se inclinaron, le alargaron las manos y se arrodillaron.

El Seor empez a bendecirlos; imponiendo las manos sobre el primero, le dijo: "T sers un rey poderoso." Al segundo: "T, un prncipe." Al tercero: "T sers conde." Al cuarto: "T, caballero." Al quinto: "T, noble." ...

Al ver Eva que Dios se mostraba tan indulgente y misericordioso, pens: "Le presentar los hijos feos; tal vez les d tambin su bendicin." Y corriendo al heno, la paja, la estufa y dems lugares donde los habaescondido, los hizo salir a todos. Y presentse la cuadrilla de desharrapados, zafios, sucios, tiosos y tiznados. El Seor echse a rer, y, despus de mirarlos, dijo:

- Tambin a ellos los bendecir -. E imponiendo las manos sobre el mayor, le dijo: "T sers campesino." Al segundo: "T, pescador." Al tercero: "T, herrero." Al cuarto: "T, curtidor." Al quinto: "T, tejedor."

Al sexto: "T, zapatero." Al sptimo: "T, sastre." Al octavo: "T, alfarero." Al noveno: "T, carretero." Al dcimo: "T, marinero." Al undcimo: "T, mensajero." Y al duodcimo: "T sers criado toda tu vida." Al orlo Eva, dijo:

- Seor! Cmo repartes tus gracias de un modo tan desigual? Al fin y a la postre, todos son hijos mos. Deberas repartir tus favores por igual entre ellos. Pero Dios le respondi:

- Eva, t no entiendes de esto. Es a m a quien concierne poblar el mundo entero con tus hijos. Y si los hago a todos prncipes y seores, quin cultivar, trillar, moler y amasar el grano? Quin herrar, tejer, trabajar la madera, edificar, cavar, cortar y coser? Que cada uno desempee su cometido propio; que cada uno sostenga al otro, y todos se ayuden mutuamente, como los miembros del cuerpo. Respondi Eva:

- Ah, Seor, perdname por haberte replicado impertinentemente! Hgase tambin tu divina voluntad en mis hijos.

Leer Cuentos Infantiles

Aundiocuentos. Escuchar cuentos infantiles



Cuentos ilustrados PDF

cuentos infantiles ilustrados


Cuentos de animales

Cuentos de princesas

Cuentos de niños

Cuentos clasicos

Cuentos de hadas

Cuentos populares

Fábulas

Mitos y leyendas

Navidad

www.cuentosinfantilesadormir.com | Contacto administrativo | Politica de Privacidad

Cuentos Infantiles